viernes, 2 de junio de 2017

5 CONSEJOS PARA MANTENER UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE




consejos


Cada vez nos preocupamos más por lo que comemos, tenemos más en cuenta nuestra alimentación y procuramos que sea saludable. Pero, ¿lo estamos haciendo bien? Disponemos de muchísima información sobre alimentación que a menudo es engañosa, contradictoria y puede llevarnos a tomar malas decisiones alimentarias. Por eso, quiero darte 5 claves y múltiples trucos e ideas para que las pongas en práctica y consigas gozar y disfrutar de una alimentación saludable.


1. Más verduras y hortalizas
Para conseguir una alimentación saludable es básico tomar como mínimo las dos raciones diarias recomendadas de verduras y hortalizas. Aunque si quieres, podrían ser más. Una buena manera de tomarlas es no olvidarlas en las comidas principales (comida y cena).

Y es que son súper versátiles, las podemos tomar crudas, cocinarlas hervidas o al vapor, asarlas al horno o saltearlas. También se pueden gratinar con un poco de queso o hacerlas en forma de crema o puré.

Atrévete y pruébalas… una rica ensalada con canónigos o brotes frescos, unos arbolitos de brócoli hervidos o al vapor con un poco de limón. Unos pimientos asados con especias o un salteado de ajos tiernos, calabacín y champiñones. La coliflor gratinada es ¡deliciosa! Y ¿por qué no probar un puré bien naranja de calabaza y zanahoria?

2. Más frutas
Las frutas también tienen que estar presentes dentro de una alimentación saludable. Se recomienda tomarlas enteras, para conservar su fibra y son un tentempié ideal a cualquier hora del día, también la podemos tomar en el desayuno, dentro de ensaladas, platos principales o como postre.

“A mi es que me cuesta comer fruta” ¿Os suena?
Prepáralas de una forma más atractiva, en forma de pinchos o macedonia. Una idea fantástica es preparar fiambreras con fruta después de comprarlas para tenerlas listas para tomar, sobretodo si son frutas grandes como melón, sandía o piña. Y si eres fan de los helados puedes congelar tus frutas favoritas (fresas, plátano, melocotón) y luego triturarlas ¡quedan muy ricas y fresquitas!

3. Más legumbres
Son las grandes olvidadas y son geniales: lentejas, garbanzos, habas, guisantes, judías, soja… Tienen gran valor nutricional, son ricas en proteínas vegetales, hidratos de carbono complejos, minerales y fibra y, además, su precio es muy económico. ¿Qué más se puede pedir?

No mucho más porque también son un alimento estupendo en cualquier momento del año. Las podemos tomar bien calentitas dentro de un puchero siguiendo una receta tradicional, en forma de puré o escalfadas. Cuando llega el calor son ideales para añadirlas en ensaladas o degustarlas como hummus (si, lo sé, el hummus común es de garbanzos, pero puede prepararse con otras legumbres como las lentejas o las judías y quedan ¡para mojar pan y palitos de verduras!)
También se puede recurrir al tofu o la soja texturizada que queda genial para hacer hamburguesas vegetarianas, rellenar verduritas o preparar boloñesas veganas. ¿Cómo las preparáis vosotros?

alimentacion-saludable

4. Más pescado que carne
El pescado no es un alimento indispensable para tener una alimentación saludable, porque las dietas vegetarianas bien planteadas son saludables y no añaden el pescado. Aún así, si eres omnívoro es más recomendable que tomes pescado que carne.

Cada pescado es diferente, también nutricionalmente, pero de manera general podemos decir que nos aportan proteínas de calidad, vitaminas liposolubles (sobre todo los pescados grasos), minerales y mayor o menor cantidad de ácidos grasos insaturados relacionados con diferentes beneficios para la salud.

Lo principal es añadirlo a la lista de la compra, también es muy útil comprar de más y congelarlo o directamente comprarlo congelado ya que sus propiedades nutricionales no cambian. Para prepararlo opta por plancha con alguna especia, aunque es mucho más limpio y cómodo cocinarlo al papillote, además de quedar exquisito.

5. Descarta los procesados
Elimina de tu dieta los procesados, la mayoría de ellos son productos repletos de azúcares y grasas perjudiciales para tu salud.
Sustituye los cereales de desayuno por unos que sean integrales en forma de copos o hinchados. Cambia los embutidos por patés vegetales, verduras asadas o queso con fruta. Toma fruta, frutos secos o hummus como alternativa a los snacks de media mañana o tarde. Bebe agua y olvídate de los refrescos.

Como veis, para comer saludable no hace falta incluir en tu lista  productos poco comunes, difíciles de encontrar, superalimentos o que no sean de proximidad. Comer más vegetales y menos productos procesados es el principio para llevar una buena dieta que pueda repercutir de manera beneficiosa en tu salud.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...